A partir de 4º de primaria y hasta el último curso se realizan las mismas pruebas de cara al alumno.

Pero a nivel de algoritmo cada curso es diferente.  Explicamos esta afirmación con un ejemplo:

Un alumno de 4º de primaria se enfrenta a la prueba de vocabulario de Habilmind basada en el conocimiento de sinónimos, sin el contexto de una frase. La prueba a la que nos referimos es la siguiente:

La complejidad de esta prueba es creciente: mientras que las primeras preguntas del reto son más sencillas, las palabras sobre las que buscar sinónimo se van haciendo más complejas según avanzamos:


Hasta que finalmente nos encontramos con palabras que probablemente alumnos de los primeros cursos de primaria no conozcan:


Entonces, en el caso de un alumno de 4º de primaria, en el resultado de la prueba tendrán más peso los errores de las primeras nueve preguntas, que los errores que tenga desde la 10 a la 16.

Es decir, para este alumno se parte de un resultado de 9. Los errores que cometa en las primeras preguntas le restarán significativamente más puntuación, que aquellos que cometa en las últimas preguntas. En el caso de un alumno de más edad, el peso de los errores en las últimas preguntas será mayor.

Así pues, en el baremo tenemos en cuenta:

  • Curso del alumno > A mayor edad mayor nivel de exigencia.
  • Preguntas acertadas > Puntos positivos. Más puntuación a mayor dificultad de la pregunta. Varía con el curso del alumno.
  • Preguntas fallidas > Puntos negativos. Cuanta mayor es la dificultad menos peso. También varía con el curso.
  • Preguntas sin contestar leídas > El alumno no ha sabido qué responder, puntúa negativo pero menos que las preguntas fallidas. En alumnos de los primeros cursos, en algunos casos, no puntúan negativo.
  • Preguntas sin contestar no leídas por estar fuera de tiempo > El alumno no ha tenido tiempo de llegar a ellas. Puntúa negativo pero menos que las del punto anterior. En los alumnos de los primeros cursos, en algunos casos, no llega a puntuar negativo.


En definitiva, si dos alumnos, uno de más edad y otro de menos, contestan exactamente las mismas respuestas, el de menor edad obtendrá mejor resultado que el de mayor edad.