En este diagnóstico se evalúa la visión por el gran impacto que tiene en el aprendizaje.

Hay una diferencia entre "vista" y "visión". La vista es la respuesta física del ojo ante la luz y normalmente nacemos con ella. La visión es la forma en que el cerebro procesa la información captada por la vista. Según esta diferencia, el ser humano necesita aprender a convertir en aprendizaje la información captada por la vista.

Las habilidades visuales más importantes son:

  • El movimiento ocular sobre un material de lectura o escritura (el nombre técnico es movimiento sacádico): este recurso propicia una lectura fluida, sin saltar letras o renglones
  • La binocularidad: el trabajo en equipo de los dos ojos que hacen una fusión sobre las palabras en el papel.
  • La flexiblidad acomodaticia: el cambio de foco cerca-lejos. 


Normalmente, la posición corporal es un indicador confiable de las habilidades visuales: la lectura arrítmica, lenta o imprecisa refleja problemas de movimientos oculares; la cabeza inclinada al leer manifiesta problema en la binocularidad y la excesiva cercanía de la cabeza sobre el papel acusa una deficiente flexibilidad acomodaticia.

Estas habilidades no necesariamente tienen relación con problemas de salud ocular como la miopía o el astigmatismo; pero si éstos son padecidos por el alumno muy seguramente repercutirán negativamente en las habilidades visuales. Por úúltimo, es necesario considerar que un 80% de la información que procesa el cerebro humano entra por la visión; de ahí la gran importancia de cuidar su eficaz funcionamiento.