Nos basamos en diversos estudios, como el realizado por Josep Artigas Pallarés, Revista de Neurología, año 2000, número 1. Ver artículo.

TRASTORNO ESPECÍFICO DEL APRENDIZAJE
CRITERIOS DIAGNÓSTICOS:

A. Dificultad en el aprendizaje y en la utilización de las aptitutdes académicas, evidenciando la presencia de al menos uno de los siguientes síntomas que han persistido por lo menos 6 meses, a pesar de intervenciones dirigidas a estas dificultades:
   1. Lectura de palabras imprecisa o lenta y con esfuerzo (p. ej., lee palabras sueltas en voz alta incorrectamente o con lentitud y vacilación, con frecuencia            adivina palabras, dificultad para expresar bien las palabras). 
   2. Dificultada para comprender el significado de lo que lee (p.ej., puede leer un texto con precisión pero no comprende la oración, las relaciones, las                    inferencias o el sentido profundo de lo que lee). 
   3. Dificultades ortográficas (p. ej., puede añadir, omitir o sustituir vocales o consonantes).
   4. Dificultades con la expresión escrita (p. ej., hace múltiples errores gramaticales o de puntuación en una oración, organiza mal el párrafo, la expresión               escrita de ideas no es clara).
   5. Dificultades para dominar el sentido numérico, los datos numéricos o el cálculo (p. ej., aprende mal los números, su magnitud y las relaciones, cuenta              con los dedos para operar con números de un sólo dígito en lugar de recordar la operación matemática, se pierde en el cálculo aritmético y puede                    intercambiar los procedimientos).
   6. Dificultades con el razonamiento matemático (p. ej., tiene gran dificultad para aplicar conceptos, hechos u operaciones matemáticas para resolver                    problemas cuantitativos). 

B. Las habilidades académicas afectadas están sustancial  y cuantificablemente por debajo de las esperadas para la edad cronológica del individuo, y causa una significativa interferencia con el rendimiento académico o laboral, o con las actividades de la vida cotidiana, como se confirma por la administración de medidas de rendimiento estandarizadas y administradas de forma individual y por una evaluación clínica amplia. Para los individuos de 17 años o más, una historia documentada de dificultades en el aprendizaje puede sustituir una evaluación estandarizada.

C. Las dificultades de aprendizaje empiezan durante los años escolares pero pueden no se completamente manifiestos hasta que las demandas por aquellas habilidades académicas afectadas exceden las capacidades individuales limitadas (p. ej., pruebas con tiempos limitados, lectura o escritura de informes largos y complejos, en los que hay que ceñirse a una fecha límite o cargas académicas excesivamente duras). 

D. Las dificultades del aprendizaje no se explican mejor por discapacidad intelectual, agudeza visual o auditiva, otros trastornos mentales o neurológicos, adversidad psicosocial, falta de competencia en el lenguaje o inadecuada instrucción educativa.
  


Así pues el síntoma primario de un déficit cognitivo asociado a la dislexia es “la dificultad para la lectura, el secundario es el mal rendimiento escolar en todas las áreas que requieren la lectura como base de aprendizaje, el correlacionado corresponde al déficit de atención y el artefactual son los problemas de agudeza visual”. (Página 5)

En la prueba “Habilidades Fundamentales” tenemos tres indicadores que nos pueden ayudar a la detección del nivel de lectura y otros aspectos.

1. Conceptualización


La lectura comprensiva o conceptualización es uno de los bloques de habilidades más importante por su trascendencia en el desarrollo académico. La lectura por sí misma se convierte en la herramienta más utilizada en el aprendizaje autónomo y de largo alcance (lifelong learning). Normalmente la medición de la lectura comprensiva es inadecuada porque los textos propuestos son descriptivos o narrativos, cuando deberían proponerse textos conceptuales o ideológicos para detectar realmente si están asentadas las habilidades de conceptualización. En la lectura comprensiva interviene vocabulario abstracto, contenidos conceptuales, información extensa y requiere de manejo de implicaciones: causas, consecuencias, secuelas. Obviamente este objetivo se alcanza de manera gradual, considerando la evolución intelectual del niño; pero sobre todo a partir de cuarto de primaria, tendríamos que enfatizar la propuesta sobre textos que desarrollen la lectura comprensiva.

Las siguientes habilidades específicas influyen en la conceptualización:
  • Vocabulario: El vocabulario es la unidad del lenguaje que fundamenta la captación de las ideas y de la comunicación.
  • Memoria de detalles: La memoria es esencial para la lectura avanzada: interviene en el cuidado de los detalles (atención y concentración periférica); por lo mismo, muchas actividades del aprendizaje dependen de esta habilidad.
  • Establecimiento de relaciones verbales: Une las unidades de lenguaje para lograr la captación de la idea. Con esta habilidad el alumno es capaz de obtener la idea central de un párrafo.
  • Captación de la información extensa y de instrucciones: Es la habilidad necesaria para entender el lenguaje presentado en frases extensas o en forma de instrucciones.Esta habilidad es fundamental para la lectura comprensiva: es la síntesis de las ideas contenidas en un grupo de párrafos que da por resultado el concepto básico de un texto completo.
  • Rapidez en el reconocimiento de palabras: La rapidez de la lectura es un factor diferente a la comprensión de la misma, pero tienen relación, pues la lentitud en el reconocimiento de los símbolos ocasiona mucha veces pérdida de la secuencia de la información verbal.

2. Preparación a la lectura


La preparación a la lectura es conocida como lectura mecánica. En el diagnóstico diferenciamos la lectura en dos partes por estrategia de intervención educativa, pues en la práctica no se separa la preparación a la lectura de la conceptuación: funcionan al mismo tiempo. En la preparación a la lectura interviene el manejo de los contenidos simbólicos de la lectura: reconocimiento de las palabras y de sus signos de puntuación. En este proceso juega un papel protagónico la visión, pues de ella depende toda lectura. Cuando estas habilidades están en buen nivel, es notoria la fluidez, entonación, velocidad y precisión de la lectura, pero no medimos la comprensión del contenido del texto, que corresponde a la conceptuación, el otro bloque básico de la lectura.

Las siguientes habilidades específicas influyen en la preparación a la lectura:
  • Integración visual: Para que el alumno pueda leer con comodidad y obtener satisfacción en la lectura, es necesario que obtenga, por lo menos, puntaje promedio. Si el CUF es bajo, pude sentir incomodidad, cansancio y su lectura puede ser lenta. Existen varias habilidades visuales que se deben aprender ya que no sólo la salud visual afecta el aprendizaje de la lectura. En el diagnóstico aparece una gráfica que refleja el estado de todas las habilidades que afectan la visión. Igualmente, en la plataforma existe un módulo especializado para esta área.
  • Clasificación y conceptualización: Esta habilidad es fundamental para la formación de conceptos (lenguaje básico) y para la clasificación mental. Si el puntaje es bajo, el alumno puede tener dificultad para captar la esencia de las explicaciones o lecturas, así como para hacer apuntes o resúmenes.
  • Discriminación visual: La habilidad para discriminar semejanzas y diferencias repercute en la ortografía y en el empleo adecuado de las secuencias dependientes de detalles. Si el MUSv es bajo, los problemas serán más agudos.

3. Indicadores de nivel académico


A través del análisis de los resultados académicos en aquellas áreas que requieran la lectura de manera más específica.
 

Bases neurológicas


Hay estudios que utilizando técnicas de neuroimagen funcional están resultando muy productivos, ya que permiten correlacionar funciones cognitivas con la activación de áreas específicas del cerebro.
 

Debilidades cognitivas


Como explica J. Artigas, para considerar que hay un defecto cognitivo se deben dar las siguientes circunstancias:
  • Debe aparecer precozmente durante el desarrollo.
  • Debe ser específico.
  • Debe ser familiar.
  • Debe ser detectable en la estructura cerebral.
  • El tratamiento del déficit debe mejorar los síntomas.

Procesos perceptivos


Aunque no hay consenso en los expertos sobre la influencia de factores optométricos en la dislexia, Habilmind ofrece una prueba que mide:
  • Agudeza visual
  • Movimientos de seguimiento
  • Movimientos sacádicos
  • Visión binocular
  • Convergencia
  • Divergencia
  • Visión en profundidad
  • Visión de colores

Procesos lingüísticos


Se realiza mediante la observación en el aula por parte de los docentes o por parte del orientador. Un niño con un trastorno específico del lenguaje, llamado también disfasia, suele presentar problemas para el aprendizaje de la lectura. Las pruebas de Habilmind explicadas con anterioridad pueden servir, junto con la observación para aumentar los indicios que nos ayuden al diagnóstico.