Para facilitar la comprensión de la prueba se ha modificado la presentación de resultados; la evaluación actual se calcula entre dos polos: el negativo y el positivo ( -4 a +4), entre los cuales se posicionan las tendencias personales del alumno. 

Cuanto más se acerque el resultado a uno de los polos, más presencia demostrará ese rasgo en la manera de funcionar en la vida. Sin embargo, es importante tomar en cuenta, que ningún número en sí es bueno o malo, naturalmente se trata de polaridades que, en combinación con los resultados de cada uno de los factores, se neutralizan o se potencian, apuntando a ciertas tendencias de personalidad del alumno.