• Evaluación de Unidades Figurativas (EUF) / Discriminación sensorial

Discriminación visual. Esta es otra de las habilidades visuales que afectan grandemente el aprendizaje general. La capacidad de evaluar diferencias y semejanzas entre dos o más elementos repercute considerablemente en muchas actividades de aprendizaje: la ortografía es, quizá, una de las áreas más notables. Nuestra experiencia nos indica que las personas con una buena discriminación visual logran tener excelente rendimiento en la ortografía. En otras áreas del aprendizaje también es importante; por ejemplo, todos los problemas con detalles en aritmética o matemáticas (cambios de signos o números, problemas en el copiado) se originan por una deficiente discriminación visual. Las ciencias experimentales también son afectadas por esta habilidad, pues los cambios que se generan en la experimentación, así como las causas y efectos deben ser apreciados en forma completa y sin distorsión por una mente que ha sido entrenada para este objetivo. Las personas con deficiente discriminación visual no aprecian las diferencias entre causas y efectos y, por lo mismo se incapacitan para resolver problemas. 

Se puede estimular esta habilidad con ejercicios encaminados a encontrar diferencias entre dos dibujos o figuras iguales entre varias opciones; juegos con detalles; recortar patrones; rompecabezas; empleo del microscopio; juego de béisbol, tenis, ping pong, badminton; elaborar disecciones; costura y tejido; realizar escaladas en el campo.

  • Evaluación de Clases Figurativas (ECF) / Análisis visual

La habilidad de análisis y clasificación repercute fuertemente en la formación de conceptos, la clasificación de experiencias de aprendizaje y el orden mental. Muy frecuentemente las personas tienen un cúmulo muy grande de información, pero la falta de orden mental imposibilita la respuesta rápida ante un reto o problema; igualmente la confusión que suele acompañar al enfrentamiento de preguntas se debe a un bajo nivel de esta habilidad.Mientras mayor sea el número de datos que manejamos, resulta más indispensable esta herramienta intelectual para no invertir más tiempo o energía mental de los necesarios.

La diferencia con la Captación de Clases Figurativas es que la Evaluación se orienta más a clasificaciones con elementos de ambigüedad, donde se requiere una fuerte discriminación basada en detalles relevantes; en cambio, con la captación, percibimos la característica esencial que une a todos los elementos de una clasificación. 

Esta habilidad puede ser estimulada con visita a museos; colecciones organizadas de piedras, monedas, timbres postales, etc.; es también conveniente promover el orden y la organización general de closets, cosas personales, cuadernos de trabajo o apuntes.

  • Evaluación de Clases Simbólicas (ECS) / Elaboración de criterios

Es la habilidad para clasificar conceptos numéricos, los códigos y las semejanzas aritméticas; condiciona el aprendizaje de la aritmética. Una de las mayores deficiencias que se encuentran en el aprendizaje de las matemáticas es la incapacidad para enfrentar la ambigüedad, que es un constituyente básico de los problemas. Por esta razón, resulta fundamental capacitar a los alumnos a enfrentar problemas aritméticos donde ellos tengan que decidir qué alternativas seguir; lógicamente, la mayor parte de las personas tienden a evadir los problemas, pero es muy peligroso caer en la trampa de simplificar la enseñanza, proponiendo operaciones aritméticas repetitivas que no desarrollan la habilidad de evaluación.

Algunas sugerencias para incrementar esta habilidad son: juego de dardos, rompecabezas, juego de cartas, juego de monopolio, visita a museos y juegos con claves.

  • Evaluación de Sistemas Simbólicos (ESS) / Juicio crítico aritmético

Es la habilidad para el análisis numérico y condiciona, lógicamente, la aritmética; consiste en seleccionar la regla o principio a seguir en la solución de problemas aritméticos. Frecuentemente los alumnos dominan las
operaciones básicas (suma, resta, multiplicación o división), pero no saben cuándo utilizarlas; ésta es una de las principales fuentes de ansiedad en aritmética y matemáticas. Junto con la habilidad anterior, ayuda mucho a resolver problemas que implican el manejo de sistemas simbólicos.

Sugerencias para desarrollar esta habilidad: juego de dominó; expresar en voz alta el problema a resolver y los pasos a seguir o las alternativas; es importante explicar las razones de las decisiones tomadas en la selección de principios y establecer comparaciones entre las respuestas correctas e incorrectas.